Este fin de semana viene cargado de citas importantes. El viernes 6 se celebra el Día Mundial de la Actividad Física y justo después, el sábado; el Día Mundial de la Salud. Por eso, en el blog de Dental Residency hemos querido unir ambas fechas y crear un post que aborde estos dos temas en relación a las personas mayores y su bienestar; ya que al fin y al cabo es nuestra prioridad.

A partir de cierta edad, es imprescindible combatir el inevitable desgaste físico realizando algún tipo de rutina que mantenga el cuerpo “en marcha”. En muchas ocasiones, los problemas de movilidad dificultan la tarea pero siempre se puede buscar algo que hacer.

Algunas de las opciones más recomendadas por los expertos son acuáticas. Nadar es una actividad muy beneficiosa a todas las edades, y en el caso de las personas de edad avanzada es un excelente aliado para la mantener la movilidad. Otra alternativa muy aconsejada es el aquagym. Este deporte mejora la tonificación de los músculos y la postura corporal,  favorece la circulación y gracias a que los movimientos dentro del agua son más sencillos; no resulta tan cansado.

Si no se dispone de una piscina en la que realizar estas actividades, dos opciones mucho más asequibles son los estiramientos y caminar. Con los primeros se mejorará la postura, ayudando a prevenir posibles caídas –una de las principales preocupaciones en el día a día de las personas mayores-. Y qué decir de caminar: media hora al día a un paso ágil activará todo el organismo. Además, si se hace acompañado es una gran actividad para fomentar las relaciones sociales.

Todas estas actividades tienen efectos positivos en otros aspectos más allá del mantenimiento físico. Está demostrado que repercuten directamente en el estado anímico de las personas, ayudan a la sociabilización y a mantener alejada la depresión y los pensamientos más negativos sobre el envejecimiento.

Y si hablamos de estado anímico, no podemos dejar de mencionar la repercusión que tiene en ella una buena salud bucodental. La ausencia de dientes, los problemas de digestión derivados de la mala trituración de los alimentos o el dolor ocasionado por las enfermedades periodontales son solo algunos de los problemas que se pueden evitar con el cuidado que nuestros dientes merecen. De esta forma podemos evitar problemas como el deterioro en el estado de ánimo, en el descanso de nuestros mayores y en la imagen que tienen de ellos mismos. Por este motivo, creemos que el compromiso de Dental Residency con sus pacientes va más allá de las visitas y los tratamientos odontológicos; les proporcionamos salud y felicidad.