Como hemos explicado en varias ocasiones, la salud bucodental guarda una estrecha relación con otro tipo de patologías. Hoy hablaremos de la relación que existe entre la salud de la boca y los dientes, y las enfermedades de los riñones, un tema que a menudo resulta desconocido.

En primer lugar, debemos tener presente que esta relación funciona en ambos sentidos. Esto significa que una deficiente salud bucodental puede propiciar la aparición de enfermedades renales, pero que a su vez, la existencia de patologías de los riñones puede ser causante de un deterioro de nuestros dientes y encías.

Según un estudio publicado por la Case Western Reserve University, en Estados Unidos, las enfermedades de las encías como la periodontitis y la pérdida de dientes, constituyen factores de riesgo no tradicionales asociados con la aparición de la enfermedad renal crónica. Se trata de una patología caracterizada por el deterioro progresivo de la función renal que tiene como consecuencias, entre otras, la pérdida de la capacidad de producir orina y de eliminar determinadas toxinas.

En este mismo sentido, la Universidad de Birmingham en el Reino Unido ha desarrollado una investigación que constata que la periodontitis aumenta el riesgo de mortalidad por cualquier causa en las personas con enfermedad renal crónica al mismo nivel que la diabetes. Mientras que las personas con enfermedad renal crónica tienen un riesgo del 32% de morir por cualquier causa en un periodo de 10 años, este riesgo se eleva hasta el 41% en aquellas que padecen periodontitis.

Pero como decíamos, esta relación es bidireccional. Esta afirmación se pone de manifiesto en ejemplos como el trabajo publicado en la Revista Estomatológica Herediana, en el que se expone que las personas que padecen insuficiencia renal crónica presentan manifestaciones bucales que afectan a las glándulas salivales, así como a los tejidos blandos y duros.

El 90% de los pacientes del estudio con dicha enfermedad revelan signos y síntomas bucales como agrandamiento gingival, sequedad bucal, caries o la lengua saburral, una capa blanquecina que se crea sobre la lengua compuesta por células viejas, restos de comida y bacterias.

Por este motivo, desde Dental Residency, recomendamos acudir de forma regular a revisiones odontológicas, que nos ayudarán a prevenir enfermedades bucodentales que, como hemos visto, pueden derivar en otras patologías. Y sin olvidar que las alteraciones bucodentales pueden ser sintomáticas de otras enfermedades, por lo que una revisión a tiempo de nuestros dientes y encías puede ser un elemento clave para la prevención de la salud a nivel general.