La nutrición fortalece nuestra salud oral

/, Salud/La nutrición fortalece nuestra salud oral

La nutrición juega un papel fundamental en la vida de las personas. Además de constituir una fuente de energía, y de su importancia para el correcto funcionamiento general del organismo, una alimentación saludable y equilibrada contribuye de forma determinante a la protección de nuestra salud bucodental.

Tradicionalmente, se asocia una buena salud de nuestros dientes y encías con los hábitos de higiene y el suficiente aporte de flúor. Pero estos aspectos son en ocasiones difíciles de mantener en niños y en personas mayores, por lo que en ambos grupos de edad es fundamental desarrollar unos hábitos dietéticos adecuados que nos ayuden a mantener una boca saludable, para evitar la aparición de caries y enfermedades de las encías.

La ingesta de alimentos nutritivos propicia que los tejidos de la boca sean más resistentes a las infecciones, de modo que evitamos una de las principales amenazas para los dientes y las encías. Entre estos destacan frutas, verduras, proteínas y calcio, todos ellos beneficiosos para nuestra salud oral y general. Sin embargo, a medida que nos hacemos mayores se dan una serie de circunstancias que deben tenerse en cuenta para seguir disfrutando de una buena salud bucodental.

Uno de los cambios asociados a la edad es la disminución de las secreciones salivales, por lo que se reducen los efectos protectores de la saliva en la cavidad bucal y se incrementa la probabilidad de sufrir caries y otras dolencias. Además, en las personas mayores es muy común la presencia de patologías simultáneas que necesitan de plurimedicación, que puede constituir otro elemento propiciador de su aparición.

Por estos motivos, una alimentación sana y equilibrada es un elemento que contribuye a preservar la salud bucodental, tal como constata el estudio “Salud dental: relación entre la caries dental y el consumo de alimentos” desarrollado en la Universidad Rey Juan Carlos.

En este mismo sentido, la Academia de Nutrición y Dietética establece que la salud oral y la nutrición mantienen una relación multifacética. La nutrición es un componente integral de la salud oral, por lo que una alimentación inadecuada puede llegar a afectar la capacidad funcional de la boca y favorecer el desarrollo de diversas enfermedades bucodentales.

Debemos tener muy presente además que la pérdida de dientes y los reemplazos con dentaduras, ya sean totales o parciales, pueden ocasionar problemas en la funcionalidad de la boca a la hora de masticar, morder o tragar la comida, lo que puede tener un impacto directo en la dieta y en el estado nutricional de la persona.

Es por ello que desde Dental Residency queremos alertar sobre el hecho de que para gozar de una buena salud bucodental son fundamentales tres aspectos: una nutrición adecuada, unos buenos hábitos de higiene, y un seguimiento del estado de los dientes y encías por parte de los profesionales de la odontología. Si seguimos estos tres grandes consejos, contribuiremos a poder disfrutar de una sonrisa sana durante muchos años.

2018-10-26T08:12:48+00:00